Parques y jardines

Parque de la Laguna de Torrox

Entre los humedales que en tiempos pasados podían encontrarse en muchos rincones de nuestra campiña, la laguna de Torrox era uno de los más cercanos a la ciudad y, por tanto, de los más conocidos. En época de grandes lluvias se transformaba en un extenso aguazal cuya lámina ocupaba entre 10 y 15 hectáreas, según se desprende de la información cartográfica de hace un siglo.

Al referirnos a la laguna de Torrox, hablamos en pasado por la sencilla razón de que ya no existe.